lunes, 1 de septiembre de 2014

Raxo con patatas y pimientos de Padrón. Cocina Gallega

No podía faltar en esta cocina un plato tan típico de la cocina gallega, el ¡Raxo!. Los que no sois gallegos o no tenéis la suerte de vivir por estas tierras seguro que os estáis preguntando que es el Raxo, pues es lomo de cerdo cortado del tamaño que veis en la foto, adobado y frito a fuego fuerte.
En toda Galicia encontraréis toda suerte de establecimientos en los que poder degustar este plato, incluso hay Raxerías, un lugar donde se consume en exclusiva.
Como todos somos distintos, en cada lugar se cocina de forma diferente, hay quien lo acompaña con tortilla, quien le pone pimiento rojo y verde, yo os voy a contar como se hace en A Coruña y en concreto, en mi cocina.
Receta
Ingredientes (4 personas)
- 800 gr. de lomo de cerdo (aproximadamente)
- Ajo fresco laminado. (bastante, por lo menos 4 dientes)
- Sal y Pimienta negra molida al momento.
- Aceite de Oliva Virgen Extra.
Guarnición
- 4 patatas grandecitas.
- Pimientos de Padrón
Elaboración
- Corta la carne en trozos pequeños, corta por encima los ajos laminados, revuelve, tapa con papel film y refrigera. Deja la carne con el ajo un mínimo de dos horas o más.
- Fríe los pimientos de Padrón, espolvoréalos con sal gruesa y reserva.
- Pon las patatas a freir y cuando hayan pasado 5 minutos, empieza con el raxo..
- Calienta una sartén con un buen chorro de aceite de oliva, pon un diente de ajo para que el aceite se impregne de sabor a ajo y a continuación, vuelca una parte de la carne (si la sartén no es muy grande a lo mejor debes hacerlo en tres tandas) no es conveniente que se amontone, queremos rapidez y que se dore, si amontonas la carne empezará a cocerse y no es eso lo que buscamos. Con una cuchara de madera la vamos girando para que el dorado sea uniforme, salpimentamos y cuando esté doradita, retiramos para una fuente y continuamos con la siguiente tanda hasta terminar. Finalmente, el aceite que ha sobrado que será poquito y que ya tendrá mucho sabor de haber hecho la carne, lo volcamos sobre el raxo.
- Para que no se enfríe mientra no terminamos de hacerlo, podemos tapar con un papel de aluminio.
Servimos con las patatas y los pimientos de Padrón.

Frabiconsejos
- Puedes decirle al carnicero que te corte la carne, pero es empezar la cuenta atrás en cuanto a jugosidad de la carne, si tienes un cuchillo normal que corte un poco, es mejor que te la lleves entera y en el momento que la vayas a adobar, la cortas tú misma/o, además, resulta agradable de hacer.
- También queda fantástico acompañar con una ensalada.

Es un plato sencillísimo pero a los gallegos y gallegas y los que no lo son y lo han probado, ¡nos rechifla!