domingo, 8 de febrero de 2009

Cómo hacer Tarta de queso con gelatina de arándanos




Ingredientes

Para la base:
1 paquete de galletas digestive
75 gr. De mantequilla
Chorrito de leche
Para el relleno:
5 yogures griegos o naturales
200 ml de nata líquida
200 gr de queso de untar (tipo Philadelphia)
1 bote pequeño de leche condensada (470 gr, aproximadamente) dulce
7 hojas de gelatina neutra
Para la cobertura:
300 gr de mermelada de mora
3 hojas de gelatina neutra



Elaboración

Para realizar la base, se trituran las galletas hasta que queden molidas, se le añade la mantequilla derretida y se mezcla bien, se le echa también un poquito de leche y se hace una masa, que se extiende en un molde desmontable de 24/26 cm .
Se alisa bien por toda la superficie y se guarda en la nevera para que endurezca mientras preparamos el relleno.
El relleno
Se pone al fuego los yogures, el queso de untar, la nata, la leche condensada y se revuelve bien .Hay que evitar que hierva, solamente se calentará . Una vez bien caliente , se echan las hojas de gelatina (previamente hidratadas en un bol con agua fría y escurridas) y se mezcla hasta que se disuelvan.
Se separa la mezcla del fuego, se deja un par de minutos para que entibie y se vuelca sobre el molde con la base de galleta. Se mete en la nevera durante unas cuantas horas para que se endurezca.
La cobertura
Se calienta en un cazo la mermelada de arándanos y se le añade las hojas de gelatina previamente hidratadas, se mezcla muy bien hasta su perfecta disolución.
Una vez que vemos que está bien integrada, se aparta del fuego y se vuelca sobre el relleno de la tarta (que deberá estar bien cuajada). Se vuelve a poner en el refrigerador para que solidifique. Se deja en la nevera varias horas, es mejor hacerla de un día para otro. Yo suelo congelarla lo que me permite tener siempre un postre a mano cuando tengo invitados y no me da tiempo a hacer otro dulce.
Para adornar: Se pone en un cazo 3 cucharadas soperas de mermelada de arándanos, cuando está templada se le pasa la batidora. Posteriormente se vierte en un biberón de cocina y con él se le echa el chorrito que rodea a la porción de tarta.

8 comentarios:

  1. Mmmmmmmmmmmmm, qué bueno. Ahora ya no hace falta que copie la receta porque este blog será un recetario. Me encanta.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes que a mí no me va el dulce, pero a mi compañero sí. Así que, gracias por darme ideas para sorprenderle.
    ;D

    ResponderEliminar
  3. Es que te queda preciosa, pero ves, la tarta de queso no me hace mucha gracia, me gusta la de fresas con nata, qué rica.
    Dulces besos.

    ResponderEliminar
  4. estoy esperando a que el relleno se entibie...acabo de encontrar este maravilloso blog! Me encantaaaa!!!

    Zuzu.

    ResponderEliminar
  5. que son las hojas de gelatina???

    ResponderEliminar
  6. Hola no se si aun entras y leeras esto puedes decir la capacidad del bote pequeño de leche condensada porque hay dos y no se cual coger si el de 200 o el 470 y los yogueres tienen que ser con azucar o sin azucar, tendre bastante dulzor con la leche condensada?.Gracias por adelantado

    ResponderEliminar
  7. Hola, Anónimo!!
    Estoy de viaje pero consulto el correo y me ha llegado a él tu comentario.

    Sí, la leche condensada es de 470 gr y es dulce. Los yogures si te digo la verdad, pongo los que tenga en casa en ese momento, tanto si son dulces como si no tienen azúcar, la diferencia es casi inapreciable. En todo caso, la leche condensada es lo suficientemente dulce como para compensarlo todo :)).

    Espero que te quede riquísima, en mi casa es una tarta que nos encanta.

    Un beso y gracias por tu visita.
    Isabel

    ResponderEliminar
  8. Una variación muy rica de la que yo hago; me gusta mucho.
    Feliz domingo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber visitado esta cocina!!
Como nadie sé el valor del tiempo porque nunca encuentro el suficiente, así que más GRACIAS por tu comentario!! No tengo tiempo de participar en cadenas de premios o similares, os lo agradezco igualmente.