sábado, 30 de enero de 2010

Tortilla de patatas Española. Receta

Parece que todo el mundo ha de saber hacer una tortilla de patatas y  no siempre es así. Por eso hoy os enseño la tortilla que triunfa en mi casa y que hago desde hace muchos años, pequeños trucos de cocinera que fui adquiriendo a fuerza de ensayo-error y que espero que os ayude en vuestras elaboraciones.

Lo más importante sin duda, en este plato como en todos, es la materia prima.

El vivir en una ciudad pequeña como A Coruña que está rodeada de aldeas donde aún se crían gallinas permite poder comprar huevos caseros de confianza, así que ese es  otro de los trucos de la riquisima tortilla que hago.

 

Todos sabéis que la patata gallega es deliciosa, de algo nos tiene que servir el que llueva tanto, pues ésta es una de las razones.
                                                                           





Ingredientes (4 personas)
- 4 patatas medianas
- 6 huevos
- Aceite de oliva o de girasol para freir
- Sal y pimienta

Elaboración
- Pela y corta las patatas en pequeñas rodajitas muy finas,  sumérgelas en un cuenco cubiertas con agua para que suelten el almidón durante un mínimo de 5 minutos. Escúrrelas,  salpimenta y a continuación:

Opción A: Las puedes hacer en el microondas (yo la hago en este estuche que puedes ver AQUÍ) le pongo una cucharadita de aceite (puede ser de agua) y programo 3 minutos, revuelvo y vuelvo a programar 3 minutos más. Quedan perfectas y lo mejor, te ahorras la fritura.
Opción B: Calienta el aceite en una sartén y fríe las patatas  a fuego alto los primeros 4 minutos, después baja el fuego, tapa la sartén y déjalas cocer hasta que estén tiernas (15 minutos aproximadamente). Revuelve de cuando en vez para que la cocción sea uniforme. Pásalas a un colador para que suelten el exceso de aceite.
- Bate los huevos (pero no demasiado) en un cuenco amplio, salpimenta, incorpora las patatas y remueve para que se mezclen bien.
- En una sartén caliente con unas gotas de aceite, vierte la mezcla, dependiendo que te guste más o menos hecha, déjala un poco más. Lo habitual es dejarla dorar de un lado a fuego alto, darle la vuelta con un plato o una tapa y dorarla del otro lado y apagar el fuego. Aunque quede un poco crudita por dentro, si la dejas en la sartén sin fuego durante 3-5 minutos, el calor residual ayudará a que se termine de cuajar.
Sirve acompañada de ensalada de tomates, lechuga, espárragos, etc.

Variantes:
- Le puedes añadir cebolla, pimiento, jamón, chorizo, queso, mejillones, atún, veduras, la tortilla es un todo terreno, admite casi todo lo que te guste ponerle.
- Una de mis variantes preferidas es añadir al huevo batido dos cucharadas de queso crema y ohhhhhh, queeee rica y cremosa queda.
SECRETO
Para mí, la mejor tortilla es la que sale de una cocina tradicional de gas, ni la inducción ni la vitrocerámica consiguen los mismos resultados, así que yo la única posibilidad que tengo de hacer una tortilla de las realmente atómicas, es cuando viajo en autocaravana, no significa que no la haga en casa, pero menos.

2 comentarios :

  1. hola
    las patatas gallegas son las mejores patatas que he probado,durante un tiempo las estuve consumiendo pues tengo familia en galicia y cuando venian me traian unos sacos junto con unos huevos de granja increibles. tiene una pinta muy buena la tortilla,me gusta tu blog a si que me quedo por aqui

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Yo también estoy siempre merodeando por esta deliciosa cocina, la de Fabrisa, eres fantástica, sigue así!!!
    Un abrazo muy fuerte amiga.

    ResponderEliminar

Es un placer compartir mi cocina contigo que te has asomado hasta aquí. ¡Gracias por tu tiempo y tu comentario!